¿Cuánta diferencias existen adentro?
¡El mundo en guerra nos ha tocado! 
<hay cristales rotos en todas partes>
¡Iracunda e intolerante ceguera!
Las aves se encondieron debajo de la tierra…
<su canto, ahora> ¡Arrulla al silencio!
SC

zh18ro90

La humanidad está vestida de rojo
<un niño escribe sobre las estrellas>
<la noche> quiere descansar  en su limpia mirada
… pero
¡Está chorreando sangre de la tierra hacia el cielo!
<tinta roja pintando letras negras>
El niño <finalmente> se duerme sobre la faz de un cometa…
¡El mundo está en shock!
<le enterraron demasiadas bayonetas>
¡Más y más napalm arde en sus bosques!
El agua se calienta…
<hierven los ríos> ¡Mueren los peces!
Una gaviota voltea ¡Quisiera ser golondrina!
La noche explota en todos los continentes de diferentes maneras e intensidad
¡Mueren de pie! Árboles de carne están llorando
¡Hay ofertas de lápidas nuevas!
<50% menos>
… si se acepta que viajen junto al armamento y otros fallecidos que van de salida
<75% si se prepagan>  Firmando en la madera…
<que varios familiares y amigos no morirán de “causa natural”>
… y ¡El planeta sin consternarse en lo más mínimo!
Insiste en lo suyo ¡No se estira! Gira y gira ¡Carece de sentimientos!
Es una esfera que responde a su labor milenaria
<acondicionada por complejas realidades universales>
¡Espacios inmensos, esquinas gigantes! Un eterno tiempo que no acaba
<Constata su magnificencia infinita <observando> el angosto reloj que deja libre torso de la estupidez>
Nosotros ¡Insignificantes ratones mordiéndose entre sí!
… aun a sabiendas del péndulo que acosa a la esperanza de vida
¿Ochenta años? ¡Vamos! Un poco más…
¡La ciencia buscando! Contando <orgullosa con su saber>
¡Se da propinas a sí misma!
El ego encandilando y maravillando…
¿Jugamos y creemos que podemos decidir cuándo y dónde?
¡Esa ficción ha caído pronto!
Una guadaña cortó rápido el quiebre de las sombras
Dejó una estela…
¡Sobraba de todo! … pero faltaba cinco veces más <para los callados>
¡Surgen  grupos de un lado y otro!
Gritan y sus acusaciones sobrepasan el punto medio del odio y la venganza
Radicalizados <los zombies prefieren pertenecer a un bando>
¡Tú, el criminal! Yo ¡El justo! El bueno, el agredido…
Delante de mí
¡La veloz guadaña siguió sin detenerse! Agrupó nuevos cadáveres en un muro 
¡Ninguno estaba a cargo! Estorbaban…
¡Ahora hay una montaña enorme como la Torre de Babel!
Desde la cúspide viene rodando una espesa nieve roja…
Poro a poro <gotea> supura finalmente ¡Se coagula!
y… ¡El planeta azul exactamente igual!
Indiferente ante la demencia que lo cubre
¡Le da lo mismo!
No siente ni padece. Solo rota y vira
Cierto que reacciona ante el efecto invernadero…  ¿Se deshelará?
Quizás… ¿Sufrirá? ¡No!
Ha experimentados cambios y transformaciones similares y peores
¡Su rostro ha cambiado tantas veces!
Han existido amebas, lagartos, luego ¡Ya no!
Ahora, nosotros aquí…
¡Presumidos e inteligentes!
Deidades que avivan la llama ciega de la Guerra Mundial
¡Bailamos sobre un polvorín y la locura abunda!
Inesperadamente…
¡Algo insólito ocurre! Me invade una cálida ventisca
¡Ah! ¡Que luz tan emotiva!
Trae consigo pensamientos hermosos, recuerdos plateados…
Cierro los ojos y lo veo ¡Tan inocente!
Ante mí “Platero… y yo”
El libro más precioso jamás creado ¡Vivo, bello y triste!
Impasible, sigue transitando los agobiados destinos de Moguer
Mi alma, feliz ¡Besa sus delicadas orejitas!
Al oído, le susurro…

“Vive tranquilo, Platero. Yo te enterraré al pie del pino grande y redondo del huerto de la Piña, que a ti tanto te gusta. Estarás al lado de la vida alegre y serena. Los niños jugarán y coserán las niñas en sus sillitas bajas a tu lado. Sabrás los versos que la soledad me traiga. Oirás cantar a las muchachas cuando lavan en el naranjal, y el ruido de la noria será gozo y frescura de tu paz eterna. Y, todo el año, los jilgueros, los chamarices y los verderones te pondrán, en la salud perenne de la copa, un breve techo de música entre tu sueño tranquilo y el infinito cielo de azul constante de Moguer”

El burrito secó todas mis lágrimas con su hocico tan amado
Lo abracé ¡Mi Platero!

Scarlet C

“Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto”
León Daudí

q9ddgvj0

Citas: https://es.wikisource.org/wiki/Platero_y_yo:XI

http://www.citasyproverbios.com/citas.aspx?tema=Sue%C3%B1os

Imágenes obtenidas en la red/ Información:  http://www.guerra-creativa.com/es/p/guerracreativa/Rafal_Olbinski_opera_y_surrealismo

Tratando de combinar la vida con la muerte
<saliendo de la caja de resonancia>
¡Erguida como un pez!
Navegando entre el aire…
¡Rompiendo el silencio de las olas!

a0f9734ef987b400ee79e7b072aaaceb-d3ko3a9

No hay día…
¡La noche ha estado comiéndose la luz!
<sus pasos escamosos marcan la perfidia del tiempo>
Penumbras…
¿Tratas de entender el juego? ¡Todo está cambiando!
¿Eres tú?
¡Te estás transformando mientras la sombra de la vida te consume!
De lado…
La ciudad se esconde tras las oscuras espaldas que huyen
¡No hay luz! ¿Recuerdas? El día falleció…
Mares revueltos…
<vienes caminado sobre sus aguas>
¡Has flotado! Tienes piedras de sal en la boca
<intentas averiguar quién eres> pero casi has olvidado tu nombre
¡Todos desaparecen!
¿Así se sobrevive? ¿Animando la soledad ajena?
¿Preservándose y marcando distancia?
La frontera…
¡Miradas líquidas te están llamando! No volteas
<vagas en tierra de nadie> ¡Estiras las manos! Solo vacío
Los ausentes no se despidieron ¡Solo no están!
… su preludio te ha partido en cuatro las pupilas
<ahora> ¡Ves como una mosca! Millones de esferas te rodean
¡Parecen rostros!
… pero van de salida
<debajo de tus huellas> humedad 
¡Estás suspendida sobre un iceberg! 
<en el fondo hay un reflejo> 
¡Un pez erguido te está viendo! Sabe todo de ti
¡Hasta tu nombre!
Extraña que deambula…
¿Intentas entender por qué todos los sueños se han vuelto, agua?
¡El tiempo es la matriz!
Infinitos segundos están naciendo
… pero mientras más existen
¡Menos tienes!

Scarlet C

¡Si fuese brisa!
046fbbe5a5855d649b0c1142355cd429-d3j95pj

Imágenes obtenidas en la red/ información: http://www.taringa.net/posts/arte/14449835/Enzzo-Barrena–Arte-Digital-Surrealista.html

“Tesla era un excéntrico. Creía que el celibato estimulaba el cerebro, que había establecido contacto con extraterrestres y dicen que se enamoró de una paloma”

rostro-de-palomas

Drones me espiaban la sombra…

¡Quise romper los platos del mundo! Era el momento de abrir una enorme trinchera en medio de la calle la oportunidad perfecta para iniciar una guerra biológica ¡Exceso de emociones habían roto los cristales en los centros comerciales! Las fraudulentas utopías que vendían <ahora> se deslizan sobre el asfalto caliente preservando un agrio olor a naftalina ¡Demasiadas ficciones desprendieron las bocas aprensivas! Seres vacilantes y nerviosos cayeron perturbados tras el hollín del sufrimiento ¡Ninguno se permitió la ligereza de volcar alguna realidad sobre la mesa! Ha comenzado el Chernobyl individual del ser social en cautiverio.

Aire contaminado… Aves <muertas> ¡Continúan volando! Las lenguas humanoides se han estirado sarcásticamente <se miden entre sí, se perturban>  ¡Todas temen al centímetro de la verdad! Infraganti, se enredan en la torcida habilidad de nunca ser ciertas ¡No reconozco a nadie! Un dron me secuestró la sombra ¡No existo! Sin sombra, me obligan a esconderme en la absoluta oscuridad ¡No más sol para mí! A lo lejos, escuché llantos y presentí temores ¡Detecto el miedo antes de que se sienta! Siempre que no sea el mío… ¡Bocanadas insensible me acosan! Me cortan los pies y me dejan las uñas, sangrando ¡Me angustia haberme convertido en un mito siniestro! Mitad mujer, mitad chacal…

Me asignaron la tarea de crear una humanidad más económica, sustentada en inteligencia artificial, les explico que solo encontré materia prima, bruta ¡No aceptan el desafío! Insisto, comento que si Tesla se enamoró de una paloma, es muy posible que el plan funcione a la perfección ¡Los convenzo! Luego, ceden. Dementes corrigieron las ecuaciones ¡Son almas vulgares y están encerradas! Igual, continúan a cargo ¡El cosmos les pertenece! La ignorancia artificial comenzó esta mañana ¡Hubo que robar uranio enriquecido! Nadie ha notado la puesta en marcha de este novedoso diseño socio cultural.

Scarlet C

“Nada se quema. Ahora lo recuerdo.
Los núcleos me dijeron que nuestras inteligencias han enloquecido.
Con todos los millones que pagamos, hace tanto tiempo.
Cuando la inteligencia artificial era sobre todo un concepto de vanguardia”
William Gibson

foto14208

Cita 1: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2012/09/120911_nikola_tesla_lp
Cita 2: http://www.frasesypensamientos.com.ar/frases-de-inteligencia-artificial.html
Imágenes:  http://majecarmu.blogspot.com.es/2012/12/palomas-del-sentimiento.html   Ignacio Nazabal

http://www.mundopoesia.com/foros/temas/pajaros-en-la-cabeza.133498/ Pájaros en la cabeza
“Surrealismo” Antonio Jimena

“El que nos encontremos tan a gusto en plena naturaleza proviene de que ésta no tiene opinión sobre nosotros.”
Friedrich Nietzsche

alternopolis-david-mchale-7

Existió una población olvidada que dejó de ser sensible al rastreo satelital.

Ulises había crecido sin capacidad para imaginar <excesivamente pragmático> ¡Simplemente razonaba! <una especie de dron dentro de su propia cabeza> Había aprendido que todo debía ser cuantificado, desde los eventos más significativos a los más nimios. Su mente era un cuadrante esmerilado, conciso en aciertos y demandas, supeditado a la misma calculadora a la cual <servía, delimitando> cada una de sus acciones.

En términos de valoración, los elementos susceptibles de ser llevados a expresiones numéricas,  pasaban por el helado tamiz  de sus principios ¡Cuanto lo disfrutaba! Medía, contaba… Se jactaba de saber cuántos kilómetros había desde su casa a las partes más interesantes de la ciudad <pero por simple deducción> si se presentaba el caso, era muy hábil calculando sin equivocarse ni en tiempo o distancia ¡Le fluía! Definía fácil la ubicación de los centros más lejanos <cualquier espacio que le presentasen y él por algún inadmisible motivo, desconociera> ¡Su pensamiento únicamente calculaba, computaba, premeditaba!

El transitar diario de sus amaneceres, comenzaba con la constante repetición de procesos <poco importaba si el asunto era intrascendente o supremo> igual, lo valoraba con fría inquietud, hasta maniática… Daba valor a X <ajustaba, estimaba, proyectaba> anotaba en medio de una ofuscación que rayaba en la demencia, luego ¡A decantar el análisis de los datos obtenidos! Dedicaba horas y horas a condensar la secuencia de esas apreciaciones con pasmosa precisión quirúrgica, eso incluía los pasos que le llevaban del cuarto a la cocina, de la cocina al baño, el tiempo que demoraba en cada lugar, haciendo qué, dónde, cuánta agua había consumido bañándose… <> Su abuela Penélope, anciana que ya andaba rodando los noventa años, lo observaba con intensa pena <le dolía pero no sabía qué hacer> además no estaba segura de “contar” con el criterio suficiente <ella pertenecía a otro siglo> otra época ¡Demasiados kilómetros!… Después de todo ¿Quién era ella? Su nieto era muy listo ¡Un genio! Como ella jamás lo fue… Algunas veces, cuando él venía a traerle algún sofisticado medicamento aprovechaba para charlar un rato, contarle historias de su “más allá” le desmenuzaba las grandes diferencias entre el mundo que ella había vivido respecto a esa actualidad tan congelada, reiterativa e insistente, muerta… <> Ulises la escuchaba y daba por hecho que todo lo que decía era consecuencia de haber vivido en el descalabro del pasado <cuando el desorden hormonal dominaba y las mentes ebrias atiborradas de pensamientos recurrentes> ¡Controlaron  al ser con emociones! o ¿Descontrolaron? Sin embargo, la escuchaba condescendiente, la miraba… Fantaseaba mientras dejaba correr sus manos entre la nieve de su cabello <detallaba los profundos surcos que araban su rostro de los mil caminos> las brotadas venas de sus manos ancestrales… luego, silencioso, tomaba su cuaderno, se retiraba a su habitación a pasar largas horas frente al ordenador ¡Conjugando el magnánimo plan de sus caladas fidelidades! El mismo reloj dándole la vuelta a su pellejo <una vez y otra y otra…>  A las 9:00 p.m. en punto se levantaba para cenar, se sentaba e inmediatamente, encendía la inmensa TV tridimensional, fuente de imágenes, <literalmente> en tres dimensiones ¡Que maravilla la tecnología al servicio del sano, vacío!  Figuras con las cuales  <realmente> podía interactuar <conversar, hacerle preguntas, olerlas> Lo único que no era posible era tocarlas… ¡Ni a las imágenes ni a nadie!

Desde que se había acordado en beneficio del bien común <en referéndum y por unanimidad> se decidió la eliminación de todos los mitos <con ellos, también> quedaron extintos los sentimientos que animaban el roce físico ¡Nadie se tocaba, palpaba, abrazaba, nada! Paulatinamente <se hizo ilegal> y posteriormente, con el tiempo, se fueron formulando sanciones y multas férreas según fuese la severidad y magnitud de los delitos e infracciones. Únicamente estaba permitido tocarse <bajo rigurosa vigilancia> visual y supervisada subordinada a inspecciones en centros específicos, los denominados “laboratorios de organización genética” en pro de una procreación estabilizada y correcta, procedimiento sometido a estándares muy rigurosos <asepsia absoluta> desinfección, purificación psicológica <también, entre otros aspectos> los “seleccionados” debían someterse previamente y durante seis meses a la estricta dieta canina <proteína, agua y largas horas corriendo hasta que la lengua se saliera de la boca y les tocara la quijada> Sin duda, idónea manera de crear seres casi perfectos, pronósticos estadísticos determinados por la supremacía dominante.

La humanidad había alcanzado un nivel de privilegio genético como nunca antes, el trabajo era el fin primario de todos los seres y la diversión, consistía en reunirse a comparar ecuaciones, evaluaciones y los cómputos realizadas durante la semana <fuesen significativos o no> ¡Lo importante era la práctica recurrente! Se premiaba la constancia y el esfuerzo por mantener en la cabeza <en vez de letras> números ¡Resaltados bajo estrictos cálculos realizados! Según haya sido la precisión conseguida. La presencia de cámaras en toda la ciudad facilitaba la ejecución de los objetivos generales y como había calculadoras en todos los cafés, bares, pubs, jardines, parques y farmacias, no había excusas, en fin… Otro logro, se había conseguido eliminar, definitivamente, el uso de los GPS ¿Para qué? ¡Si todo se sabía! No existía ningún dónde, cuándo o cómo que no se conociera íntegramente.

Ulises tenía una hija, Gea, quien había sido concebida acorde a los estándares más modernos de reproducción, <no obstante> estadísticamente, se estimaba que un 0,0001 % podría nacer a merced de una curiosidad básica susceptible a instintos no domesticados <podría decirse que fue el caso> Ya con veinte años, era digna representante de los errores más despreciables <en noches de luna llena> solía escaparse <al Lago de los olvidos> a bañarse ¡Desnuda como una sirena! Exaltada mirada recta e irreverente, evocación y señalamiento… Solía decirse a sí misma ¡Gea y la noche! Nadaba… Al llegar a la orilla, se detenía para sentir la humedad de la tierra a medida que su peso la hundía en el musgo ¡Dejaba que la luz fría de la luna la recorriera con la sapiencia de su calma!… Despertándole los poros dentro del fuego nocturno que se encendía <luego> muy lentamente se sumergía en el sombrío líquido que la embargaba !Se dejaba robar por el disfrute del agua deslizándose sobre su cuerpo indiscreto! Acunaba el misterio de la brisa seductora enredándose sinuosa entre sus cabellos <tan verdes y rojos como la vida> ¡Resplandecientes espigas desprendidas desde su figura de cristal y poesía! Infinitos segundos sin medir o calcular absolutamente nada ¡Salía a beberse el fulgor de las penumbras!… Tendida junto al “Árbol de las cien preguntas” <callada> ¡Se perdía en los reflejos lejanos de las estrellas huecas! Preguntándole al firmamento por qué no se la llevaba, por qué no la transmutaba en flama y la escondía en la cola de algún cometa ¡Ni siquiera le importaba convertirse en una sombra más entre tantas! Únicamente ¡Ansiaba vivir como lo había hecho su bisabuela Penélope! Rompiendo esquemas, volando sobre el tiempo sin tomarle la presión arterial a las horas, ¡Tallando su nombre en los troncos del bosque! Sin cuestionar si alguien lo leería.

La última vez de tantas lunas fue realmente sorprendente ¡Sintió un arrebato que la levantó de un tirón! Tomó una rama seca <le sacó filo con una piedra> una vez como cincel, grabó en su amado árbol de las mil incógnitas… “Aquí estuvo Gea, hija de Ulises, bisnieta de Penélope, Diosa de los imposibles, Zarina de las búsquedas, Reina de las dudas y desde hoy ¡Madre del nuevo ser! Quien ha sido concebido entre giros incontables de ráfagas y humedad ¡Presento al universo entero a mi hijo! Epopeya del renacer”

Scarlet C

“El hombre no vive, como las bestias salvajes, en un mundo de cosas meramente físicas, sino en un mundo de signos y símbolos” George Orwell

alternopolis-david-mchale-7

Cita:http://www.frasesgo.com/frase/frase-de-friedrich_nietzsche-1649.html  http://www.frasesgo.com/autores/frases-de-george_orwell.html

Imagen obtenida en la red/información: http://alternopolis.com/surrealismo-y-mitologia-de-caitlin-hackett/

Hola a todos…
Hoy quiero compartir mi sentir <emocionado y honrado> sensible al recibir tan hermoso reconocimiento de manos de la Comunidad…

& Poesía, Eleva Tus Alas &

Su creadora Reyna Dos Corazones, Administradores y por supuesto, el grupo en su conjunto… Hacen de este universo un lar para volar <cosmos inquietos, emotivos>
¡Poemas <decididos> se exponen así mismos! <independientes> … Abren el corazón de su palabra.
¡Comunidad llena de fuerza creadora! Impulso que anima a seguir esa línea
¡Dejarse llevar por la inspiración!
¡Gracias! Scarlet C Escribe (Facebook) 

16649457_10210423808163755_8346240204729479416_n

Vibras en mis sentidos…
<caótico y vulnerable>
¡Respiras junto al silencio que devora mis huellas! 
<camino tuyo> Sendero, mío…
<somos> ¡Estela!
Oleaje de océanos sin palabras…
¡Estamos atados por la cintura!
<llenos de intenciones e impulsos de agua>
Manos a la deriva… ¡Nos deslizan sobre su espalda!
¡Tan agitados huracanes nos nombran! 
<confunden los sonidos que emite nuestra boca>
<en cuyos misterios>  ¡Seguimos murmurando!
<acercándonos, más> ¡Palpitando! <bebiéndonos>
… encontrando el perfecto ritmo donde caemos
¿Viste al tiempo correr mientras estamos?
¡Ha huido dormido sobre las horas!
<en su ausencia> ¡Insistimos!
¡Hasta decantar la ansiedad que nos toca!
Manantial <rocío> allí  ¿Nosotros?
Sedientos ¡Explotando!
¡Volando bajo sonidos intermitentes!
<el tiempo no mide> ¡Nada!
 ¡Hemos deshecho su universo!
<sin segundos, el infinito> Revierte la historia…
En el instante cero…  
¡Somos, uno!
¡El mundo sigue girando!
<esta vez>
¡Sin nosotros!

Scarlet C

Sin nosotros…

1354172389-0575845-www-nevsepic-com-ua

Imagen: http://nevsepic.com.ua/art-i-risovanaya-grafika/11165-raboty-hudozhnika-vladimir-kush-231-rabot.html

Muchas veces no está la palabra…
¿Acaso se acostumbró a no ser?
¡Dos pilares crecen a su lado!
Inspiran…
¡Se han revuelto tras la bruma del tiempo!
Un día, el camino se hizo muy angosto…
¡Imposible seguir hacia adelante sin ver hacia atrás!
¡El sendero <ahora>  infinito!
Olvidado <el actualizado, ayer>
Expone de mala gana la sustancia de todos sus paradigmas
¡Miles de “¡NO! lo han estado contaminando!
<una tímida mueca rebota en su garganta>
¡Salta! Está inquieta… Se erige
<la palabra que ha estado dormida>
¡Despierta!
Scarlet C

img_20161216_150122

El Retiro Madrid, foto personal

“Esta vez ¡Pasó la luna!
<décima estela de ala rota>
Ella ¡Penélope!
Sentada en la estación de la vida
<el árbol de su alma> Caía…
¡Penélope, Penélope!

32b908eaa

Frente al gigantesco mar de Madrid ¡Agitado corazón de mil colores! Deambulaba <Penélope> ausente…  ¡El invierno le había arrancado todas las hojas! Extraña sensación <digo, vagar así por la vida>  Buscaba <entre las imágenes olvidadas sobre las mesas> el eco de su corazón dormido ¡Grises instantes de hojalatas encogidos sobre la madera! Habían caballos dorados dibujados en las paredes <grafittis color mar con olor de arena caliente> Ella… Solo era una sirena urbana ¡Música mítica, palabra! Desde sus aguas, latían océanos de cristal, sal gruesa y poesía…
Su rostro se fue deshaciendo muy lentamente <como una nube, cambió de forma> pero <Ella> ¡Ni se dio cuenta! Esperaba, esperaba…. Figuras disueltas en la lejanía <reclamaban a su voz de ola, le exigían> pero Penélope ya estaba, raída ¡Sellada sobre un banco! Comprimida bajo el resplandor, de la décima luna llena… 
 ¡Su sombra corría delante de sí misma! Dejando sus huellas <detrás> andando los lugares que <Ella, ojalá> Hubiese, recorrido… pero ¡Nunca lo hizo! <entonces no sabe por qué> la ropa de sus sueños se ha venido desapareciendo…  Auspiciando el mutismo de tan larga despedida <su mirada> ¡Desordenada y vacía! Pupilas de angosto pensamiento…  ¡Callado y hueco!

¿Acaso demasiados signos de interrogación? Se cuestiona…

¿Cuál fue la pregunta repetitiva que pretendí <pasar> por “original”?
¿A dónde se ha ido todo lo que no dije?
¿Ha muerto sin haber, vivido?
¿Existe un universo para las decepciones?
… o simplemente
¿Huye dentro del “no soy” y sacrificándose, pierde?
¿Fallecen las emociones que no se experimentan?
¿Sin haber nacido?

Pasó su confuso existir de pregunta en pregunta ¡La vida se fue entre los segundos más infinitos! De luna llena en luna llena <su corazón dejaba de latir> como si de pronto ¡Dependiera de una única oportunidad para resarcir sus errores! cuyos motivos <no eran ni menos ni más que los mismos impulsos del universo>… pero a Ella, la culpa ¡Le pesaba como una cruz!  Volcán de mil razones paralelas

¿Es deseable parecer algo “auténtico” y conseguir <únicamente> lo ficticio?
¿Era <Ella> una “fracción de nada”?

La luna se disolvía al ras de su cabello <sus brazos temblaban> ¡Eran ramas secas y frías! Sentada en la estación <solitaria y desahuciada> ¡Se despedía de sí misma! Detrás de sus párpados <un poema de vaciaba murmurando razones de rima y perfecciones>  pero <Ella> ¡Era pura prosa! Irregular y difusa, alterada y mortal…

¡Penélope, Penélope! 

Scarlet C

La vida es una luna que está pasando
¡Nos quemamos bajo su fría luz!
<dormimos al abrigo de sus sombras>
¡Somos la brizna que baila!
¿Nos lanzan? ¿Vivimos?
¿Nos extinguen?
El no tomar parte
<no impide>
… que el arte de perdernos
¡Sea menor!

560f532eb

Imagen: http://www.taringa.net/post/imagenes/12027608/De-la-manipulacion-al-surrealismo.html

“Tenía la clara sensación de algo central, y con el tiempo adquirí una idea viva de mí mismo. Me representé la mónada que soy yo y que constituye mi mundo. El mandala, representa esta mónada y corresponde a la naturaleza microscópica del alma“. C.G.Jung

b42fd824b20d39e0776ba406c8f3a5ce

“-Aquello que fue y no será-
Viendo las cosas pasar como sombras,
Con el cielo arriba, debajo, dentro,
Yaciendo en torno a nuestro silencio?”
John Clare

Nota: Recuerdo cuando leía a Clare
<el mismo poema> sigue allí…
¡Inmortal!  pero ya nada es igual… <yo> 
… he aprendido ¡Queda la palabra! Su fuerza, puede
<enfrenta nuevos retos > algunos son ojos sedientos, otros
<caos indiferente de cuerpos fallecidos> esos que caminan
… pero la poesía ¡Sabe esperar!
¡Calibrar el mandala perfecto de las evocaciones infinitas!
<lar donde habrá de anidarse como luna desesperada>
¡La muerte no podrá tocarla!
Ha bebido el maná del abismo…
<ahora>
¡Es luz!  SC

711ec8c1d3b2f6e711be80b194276e14

De nuevo en un Café cristalino.

La tarde se acostaba plácidamente en la lejanía. Sus tonos rojos entregaban una transfusión solidaria al brazo del sol que decaía <obligado y un tanto abrumado> ¡Se resistía a desaparecer! Su faz agotada desprendía un adiós presumido ¡Orgulloso poderío de luces imperecederas!

– ¿Te has fijado que el sol parece un mandala?

– ¿Un mandala? y… ¿Eso qué es?

– Últimamente he retomado a Jung, creo que desde la Universidad no lo había rescatado con tanta vehemencia y no como requerimiento universitario para pasar una materia. Siento que lo veo distinto, tal vez lo comprendo mejor. Él concibió “El inconsciente colectivo” como el cúmulo de aprendizaje que heredamos con solo nacer de nuestros antepasados y ellos a su vez, de los suyos <también> ahondó en muchos símbolos representativos en diversas culturas, por ejemplo ¡El mandala! Figura redonda cuyo centro iluminado conforma el “Sí mismo” En ese sentido lo asume como un arquetipo que alude a la unidad y forma parte del memoria genética del ser humano, su “mónada”

– Suena muy filosófico y hasta metafísico pero ¿Qué utilidad le ves en día a día? Vivir pensando en tanta sinfonía escrita y sentida por otro ser… ¡Es como detener el camino propio y pretender andarlo con otros pies!

– Como siempre tu crudo pragmatismo <full empírico> ¿Solo lo práctico es el único y válido criterio para rozar la verdad? En ti, todo procede de la experiencia…

– y ¿Hay otra cosa? Fíjate en el sol has visto un mandala, tu visión está procesada por la destreza recién retomada al profundizar en Jung. Sin duda se vive y somos lo que hacemos, la experiencia influye en lo que somos. Yo en cambio simplemente vi el sol ¡Tan mecánico como todas las tardes! Aquel niño que está jugando en parque ni se percató <únicamente le molestó> que se acabara su tiempo para jugar <la anciana en la mesa al lado nuestro> ha pasado toda la tarde con la cabeza metida dentro la taza de té… Todos estamos en el mismo lugar y para ninguno, la experiencia ha sido ni siquiera, similar.

– ¡Has debido ser detective! Me impresiona como has detallado a las personas que tenemos cerca. Coincido contigo en que en un mismo instante <inclusive si previamente se ha organizado una visión grupal> los resultado serán distintos, sucedería lo mismo que ahora pero la individualidad de esa visual corresponderá a los requerimientos o a la ausencia de ellos en las personas que observan. Mi mente <mis intereses en este momento>  no van tanto hacia afuera ¡Intento buscar en mí! … Respirarme <como diría> la raíz <lo que emite> y en cuyo núcleo ¡Me siento tan vacía!

– El vacío podría ser algo tan concreto como una depresión profunda, una decepción, una pérdida… Por cierto <para sepas, yo también me sumerjo en búsquedas>  ahora estoy releyendo “El Extranjero” permíteme comentarte algo que me has hecho recordar. Sacó el libro de su morral y abrió la primera página <<“Hoy a muerto mamá. O quizás ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo <> pero no quiere decir nada. Quizás haya sido ayer”>>

– Fíjate en su ayer< continuó> la madre estaba viva en el asilo pero en realidad ¡Ya estaba muerta! Luego llega el telegrama <invasivo, destructor> en cuanto a la idea lineal del tiempo, observa <fue en su mañana cuando arribó la noticia del fallecimiento del día anterior> en ese momento ya no dice nada ¿Para qué le sirve saberlo hoy? Con esto te quiero decir que la vida es tan efímera que vuela cuando lo decide y ¡No vuelve! y el tiempo tan relativo ¡No caemos en cuenta de esa variable que nos consume! ¿Recuerdas cuándo recitábamos a John Clare? Nos envolvía una emoción oscura sobre la muerte ¡Recitemos! Entonces, ambos comenzaron al unísono…

“Confiésalo, doncella ¿vendrás conmigo
Por esta extraña muerte que ha de ser vida,
A vivir en la muerte y ser la misma,
Sin hogar, sin nombre, sin destino,
A ser sin jamás ser,
-Aquello que fue y no será-
Viendo las cosas pasar como sombras,
Con el cielo arriba, debajo, dentro,
Yaciendo en torno a nuestro silencio?”

– ¡Que maravilla! No lo hemos olvidado y todavía sigue tan impactante.

– Ahora soy más pragmático y más hacia Camus. Siento que la filosofía del absurdo me calma, he comprendido que por más que insista en encontrarle significado a la vida, fracasaré y de hecho, he fracasado, simplemente porque no existe ningún significado… Entonces te veo a ti sumergida en mandalas, Jung y no sé qué decirte porque mientras en mí hay un acentuado nihilismo <en ti> ¡Brillan obsesiones sobre el ser! Su sentido en la vida y la muerte ¡Como si se tratase de instancias tangibles posibles de alcanzar!

– Igualmente ¡No sé qué decirte! Hemos sido muy obsesivos, hemos presionado todo en una intensa búsqueda que nos llevó a diferentes caminos ¡Nos desgastamos! Llegamos al fondo y asumimos que por tomar de su fuente encontraríamos la piedra filosofal ¡El elixir de todas las preguntas!… Luego sucedió ¿Sucede? Que no fue así <entonces> ¡El vacío! La nada… Aún así <tal vez parezca absurdo> pero en este momento me quedo ahí <arrastrándome en barro pero saboreando un sentido por desvelar> ¡Un mandala perfecto! En cuyo centro, habita la totalidad de lo que somos pero no desbaratados… <ni con jirones tirados> deshechos por la zanja del camino ¡Se trata del equilibrio! Personalidades en armonía.

En ese momento se acercó un niño tras su pelota de fútbol, la tomó en sus brazos y les dijo:

– ¿Verdad que mi pelota se parece al planeta? Las manchas negras son las fronteras de los países.

La tarde, caía…

Scarlet C

“Nada, nada tenía importancia y sabía perfectamente por qué. También él lo sabía. Desde el fondo de mi porvenir, durante toda esta vida absurda que había llevado, un hálito oscuro subía hacia mí a través de los años que aún no habían llegado y ese viento igualaba a su paso todo lo que se me proponía ahora en los años no más reales que estaba viviendo” Albert Camus

711ec8c1d3b2f6e711be80b194276e14

Citas: http://rincondepoetasmajo.blogspot.com.es/2010/10/john-clare. html http://elespejogotico.blogspot.com.es/2009/01/como-ser-inmortal.html

http://culturacolectiva.com/frases-el-extranjero-para-aceptar-mundo-olvidado/

Imagenes: https://es.pinterest.com/pin/304555993527195179/

literatura, poesía, despertar

“Uno se acostumbra al dolor 
igual que a la vejez, 
a la vida, a una enfermedad, 
a un sanatorio o a una cárcel
Jorge Luis Borges

6715_2

Temblaba… ¡Su cuerpo se perdía entre las sábanas! Solo destacaban sus ojos de búho despellejado.

Era una damisela lastimada por la brisa, carecía del cálido impulso de la voluntad, resaltaban en su rostro los bombillos apagados de su mirada, la resequedad en las comisuras de los labios y las manos prematuramente arrugadas y deshidratadas. Hacía años que no la veía, decidió contactarla motivada por la conversación que sostuvo como una compañera común de los distantes tiempos universitarios <<- ¡Ni te imaginas como está Soledad! No quiero lucir insensible pero es un guiñapo. Cuando la vi, me impresioné tanto que ella se dio cuenta – No te asustes, lo que pasa es que las enfermedades me han consumido ¡Ah! por cierto, ese es su…

View original post 1,269 more words

“Con fragancias de lavandas llené mis espejos, con distancias y agujeros el camino para verte”
SC

lavanda

Algunos días su reflejo la suplantaba.

Buscando un documento entre archivos viejos y desordenados, Iris se tropezó con lo que menos esperaba ¡Un sótano dentro de sí misma! Entre facturas <recibos> fotografías amarillas y desorden <desde el fondo de una caja, tirado como un despojo más> dormía el árbol genealógico de su juventud ¡Pellejo radioactivo de sus años invisibles!… Lo agarró con cuidado ¡Como si sus hojas fuesen uranio enriquecido! Le limpio las caratulas con los dedos, manos que luego ¡Lo abrazaron!… sonrió…<increíble> ¡Su diario adolescente! Ladrón inverosímil de sus sueños más lejanos ¡Jugarreta enmohecida del destino y sus “inocentes” casualidades!

El reloj del sufrimiento había encubierto sus pesadillas con plutonio <dejando al libre albedrío la capacidad de esconder los deshojados jirones de su pálido ser inocente>  Bailaron en sus ojos los segundos más lejanos, simularon construir una figura casi humana <fraguándose desde sus recuerdos> lágrimas en cubos de hielos, suspiros de tifones y su adolorida, carne <mezclas de barro con azufre> ¡Ay! suspiró <<¡Mi diario! Pensé que se había perdido>> ¿No se va extraviando lo fantástico en pro de lo real? Mudanzas y la vida <aquello y otro>  la nada y el mucho… ¡Todo es tan absurdo! Hubiese significado haber despertado de un estado de coma y luego, a lo ligero, pretender transitar la existencia partiendo de ese abrir ojos hacia adelante <un personaje sin pasado ni huellas> mecánica bidimensional procreando un mañana saltándose el ayer.

En cada agujero de su cuerpo se abrió un alma de su uso particular <entonces> de pronto ¡Tenía millones de millones de millones de sustancias! <juntas pero independientes> infinitas… Células emocionadas al tic tac de ese abordaje tan imprevisto ¡Había magma, llantos y miserias de todo tipo! Con aparente indiferencia, el pasado había regresado únicamente para voltearle la cara de un solo golpe ¡Tosió, gimió! después se calmó e involuntariamente comenzó a observarse con detenimiento… Su piel, antaño pulida e hidratada, hoy era ave migratoria en tierra de nadie <exiguo alucinógeno sin fe ni proyectos> su cabello, sus uñas, los pliegues de sus rodillas ¡Pura recopilación de cristales opacos y traslúcidos!
Temblado, abrió sus memorias y leyó al azar…

“Hoy me gradúo. Mis compañeros confían que ha terminado su suplicio, las clases, los exámenes, los profesores y su “haz esto como te digo” ¡Qué infantiles! no va para mí, apenas si siento… ¿Nada? lo que si percibo es que continuaré escribiendo sin parar ¡Mi diario no morirá!… nunca lo voy a dejar, solo aquí me han escuchado de verdad y además ¡Me han respondido! y no esas réplicas artificiales que nada reconfortan y menos ayudan, lo que he descubierto aquí es único, el resto… ¡Ojalá desapareciera! ¿Cómo se puede borrar la flama de una vida sin matarle el cuerpo? ¡Fácil! Viviendo la locura de mi infancia, padres castrados que me lanzaron en el remolino de sus bocas asesinas <ellos> tienen grado universitario en el maltrato transparente. Aquí aprendí que no hace falta golpear a un niño para aterrorizarlo, disminuirlo o bajarle la estima al lugar donde se encuentran los fósiles más antiguos, de sus labios contaminados despegaron sin parar míticos elefantes noctámbulos ¡Gigantes de piedra colmados de blasfemia e improperios! Para salvarme, me sumergí en la lectura y de allí, siento que fue inevitable que comenzara a escribir ¡Hasta me gané el premio juvenil de literatura! Recuerdo ese día como si fuese eterno, la profesora de castellano, muy orgullosa más de ella más que de mí, me dijo muy alegre

– ¡Tienes el don! El mundo entero ser abrirá a tu paso…

¡Otra mentira más! Si algo había visto bien es que nada se mueve sin combustible ¿Cómo no se dio cuenta que lo mío era dolor y del profundo? ¡Es que nadie percibe lo que no le conviene! Cuando descubrí que leer me lanzaba hacia afuera, no paré de hacerlo, buscaba, leía, escribía… con suerte un día me encontré con Kafka y nada más y nada menos que con su “Carta al Padre” ¡Me pareció que lo habíamos escrito juntos! Sentí un vínculo indescifrable, como si fuésemos primos emocionales… En sus letras me entendí, él exponía algo muy exacto que yo sabía, su carta era precisa como un bisturí, carente de ese destructivo divagar de “si y no” que tanto apesta. Su padre como el mío han debido ser estériles <onsumados verdugos del maltrato y el abuso> si sabes manejar bien lo que te sale de la boca, no hace falta ningún apoyo del tipo fuerza bruta para fulminar el equilibrio, despachar la confianza, para aniquilar la esperanza. En cuanto a mi madre ¿Qué podría decir? ¿Un pedazo machista y domesticado? Simplemente resultó ser un apéndice inútil e impertinente, por cierto, muy similar a la madre de Kafka, lo digo porque no entregó la carta al “padre”

¡Cuantas humillaciones, descalificaciones que tu esposo, mi padre te lanzaba y con tú con tu clásica cobardía, me rebotaste! Como que si yo no tenía suficiente, ustedes entre ustedes y los dos contra su hija. Padre… ¡Me aterrabas aún si estabas durmiendo! Madre te he despreciado aún cuando quien dormía era yo…

Perdí la linterna de los ojos, me asusta hablar en público <temo a todo> tengo ataques de ahogo, las manos espasmódicas y eternamente congeladas <leí que alguien dijo que no se inventan unas manos frías> pero todavía hay más ¡Mi fachada! dicen que bonita <lo cual no veo en el espejo> pero lo sea o no <eso pesa, no es gratis> ¡Que ironía! desajustada y atractiva… ¡Mala combinación! Quizás sea la causa de esos cheques firmados y que sin redención, me cobran a diario. En realidad, me he contaminado excesivamente.

Desde mi ventana veo a la lavanda crecer <ese fue el regalo de mi profesora por haber ganado aquel premio para ella> ¡Nunca fue mío! Me lo quitó sin tocarlo, todo el tiempo fue de ella <consecuencia decantada de sus clases magistrales> ¡Me da risa! La verdad es que la inspiración nació como producto del usufructo de mis fantasías <que en definitiva no eran tales> por todo era verdad ¿Cómo podría, siendo tan joven, conocer tan bien el sufrimiento si no era por qué lo estaba viviendo? La profesora, con todos sus reconocimientos en literatura y castellano, en vez de ser tan vanidosa, ha debido preguntarme ¿Qué te pasa, por qué escribes de esa forma? ¿Alguien te hace daño? ¡Dios! Si era tan evidente.

¡Que fragancia tan especial despide la lavanda!… también me gusta su color, un delicado morado con nombre de colores. Tal vez me decida y estudie botánica <ya mi padre habló> ¡No estudiarás nada de no sirva para algo! Eso de andar escribiendo es para los ricos, no se pone un plato de comida en la mesa con la cabeza en la luna ¡Parásito! ¡Maldita mil veces esa mujer que no me dio un varón! Lavanda… Solo por el amor a la singular amistad que hemos mantenido desde que la sembré frente a mi ventana, las confortables conversaciones que hemos compartido, en fin… ¡Por tantas cosas! Ahora que lo pienso bien, lo correcto sería dedicar mi vida entera al estudio de la Lavanda, se lo merece por solidaria, atenta, honesta, por persistir en llenar mi habitación con su olores y por el regalo mágico de sus destellos ¡Ella es mi color favorito!”

Iris cerró el diario ¡Demasiado para un solo día! Recapituló cada instante como si estuviese ocurriendo de nuevo, se imaginó el perfume de la lavanda, su gracia y perfección, las espigadas espumas de su bondad… ¡Suspiró y suspiró! La cuestión es que no cumplió ninguna promesa, el día a día se la llevó, de igual modo que una ráfaga fuerte expulsa a una brisa quieta, <ella> simplemente se escurrió. Los posibles emocionales a los que jamás tuvo acceso, ahora estaban presos en la misma cárcel y la llave estaba extraviada.

Fue muy duro leerse de nuevo, desde ese momento, el músculo del corazón se le decoloró, pasaba largas horas en silencio viendo a las nubes formar soldados en el cenit. Empezó a caminar ladeada con el pecho apuntándole la espalda <escondía en los bolsillos sus paletas> pinceles y marcadores… ¡No quería nadie supiera que andaba de artista pintando lavandas en la pared! El diario…
Scarlet C

“Querido padre:

No hace mucho me preguntaste por qué yo afirmaba que te temía. Como es habitual, no supe qué decir, en parte por ese miedo y en parte porque la fundamentación de ese temor necesita demasiados detalles como para que yo pueda exponerlos en una conversación. Aún ahora, mientras te escribo, sé que el resultado ha de ser imperfecto, porque el temor coarta y porque la dimensión del tema supera en gran medida mi memoria y mi entendimiento.”
Franz Kafka. “Carta al padre” http://jus.com.mx/revista/franz-kafka-el-absurdo-de-lo-cotidiano/

Fotografía personal: Jardines de Madrid Río en verano